Blogia
Mediatizados.com.ar - los intereses detrás de los multimedios

Vale la pena hacer memoria

CLASE POLÍTICA

La Clase Política más popular de los últimos 25 años de democracia.

                                                                 por Alejandro Costanzo

Estas son las caras más populares que indudablemente han marcado la historia política de Argentina en los últimos 25 años. Muchos continúan vigentes y algunos se dicen que son "la renovación". Pareciera que la memoria colectiva olvida rápidamente el daño que se le ha hecho a la nación, a todos los que con su esfuerzo sostienen de verdad el país y a aquellos que intentan sobrevivir aunque sea "por el sandwich y la coca". La Corporación Política -y remarco lo de CORPORACIÓN porque a esto se ha reducido- copia la receta del cine de Hollywood: convoca a actores del momento para promocionar grandes estrenos pero con argumentos de viejas películas. Así, la Clase Política dirigente de Argentina continúa demostrando que aunque cambien sus caras o colores partidarios el que siempre sale perjudicado es el pueblo -en especial los sectores más vulnerables quienes necesitan mayor protección del Estado- mientras que sus beneficiarios son los banqueros, las multinacionales, los multimedios, empresarios amigos y dirigentes que se han enriquecido cada vez más y más.

No existe al menos un gobernante en este período democrático que haya cumplido una condena en la cárcel por enriquecimiento ilícito y mucho menos que haya devuelto lo que se robó. Esto demuestra que la Corporación Política se cuida, se protege porque la mayoría están manchados. "Sólo los ladrones de gallina van presos en Argentina".

En estos 25 años de democracia lo único que supieron hacer de manera constante quienes gobernaron fue aumentar la pobreza, la indigencia y la concentración de dinero en pocas manos. Lo que comenzó como un cambio estructural socioeconómico promovido por los Estados Unidos y ejecutado por la última dictadura militar continuó su marcha durante la democracia gracias a la complicidad de los gobernantes con los poderes externos -entre ellos el FMI y el G8- y los internos, como las empresas nacionales y multinacionales.

Otro ejemplo de vergüenza se dio en la década de los noventa. El voto en blanco comenzó a tener peso político y llegó a sumar -en algunos casos- un 20 por ciento. Esto preocupó a la Clase Política no porque no los votaran, sino porque se estaba notando en la sociedad que gran parte de la población no se sentía representada. La Corporación reaccionó rápidamente y eliminó de los cómputos el voto en blanco con la reforma de la Constitución Nacional de 1994. Es decir, metió la crisis de representatividad debajo de la alfombra. A partir de entonces si los votantes en blanco fuesen la mayoría no serían tomados en cuenta.

Otros fraudes que se sucedieron contra el débil sistema democrático argentino gracias a nuestra Clase Política fueron: los desaparecidos, el punto final, la obediencia de vida, la impunidad, los indultos, las privatizaciones, la Corte Menemista, la quita de movilidad a las jubilaciones, el pacto de olivos, las AFJP, la ley federal de educación, la convertibilidad, la farándula política, la corrupción, los multimedios, el enriquecimiento ilícito, los ñoquis, los atentados, la represión, la reforma laboral, el corralito financiero, la pesificación, la transversalidad, los piqueteros k, los radicales k, el INDEC de Moreno, el veto a la ley de los glaciares, la billetera política, los candidatos testimoniales, etc, etc, etc...

Pero este daño a la democracia no hubiese sido posible sin la conjunción de tres elementos de poder y coerción social: el Poder Político (gobierno de turno), el Poder Económico (los empresarios más grandes de Argentina y las Multinacionales) y el Poder de la Palabra (la prensa a través de las grandes corporaciones de multimedios que controlan la comunicación en el país). Esto funciona como una maquinaria bien aceitada: cada pieza en su lugar cumple su rol y obtiene sus beneficios. No está de más recordar lo que marca la historia: el que siempre perdió -en todo sentido- fue el pueblo.

Sin embargo, aún existen políticos honestos que tienen ganas de intentar revertir el bloqueo de la Corporación y que por supuesto los vemos poco o nada en los medios de comunicación. No tienen prensa. Hay muchos partidos políticos que prácticamente "no existen", aunque están ahí esperando un voto. Vemos 5 o 6 candidatos en las campañas, pero siempre hay muchos más. Averiguar, investigar e intentar conectarse con otras listas alternativas para conocerlas y si convencen votarlas, es hacer algo distinto -y casi revolucionario- por el país.

En las elecciones Presidenciales o de Gobernadores el que obtiene la mayoría de los votos se hace cargo de todo el poder de gobierno. En cambio, en las legislativas se asignan los espacios políticos de quienes debatirán las leyes a través porcentajes. La ocupación de una banca puede llegar a depender de un solo voto.

Por eso vale la pena hacer memoria antes de votar. Recordar quienes fueron y que hicieron estos candidatos. Pensar en darle la oportunidad a los que no tienen prensa, a los partidos -mal llamados- "chicos", a esos hombres que tienen ganas de cambiar las malas formas de hacer política. De esta manera-tal vez- nos vaya mucho mejor

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

julio -

Dificil esta la situación.Hoy se p`resentan candidatos que son poderosos y dueños de la Argentina.

Rogelio -

Q cagada q halla ganado el menemista de De Narvaez las elecciones... seguro que gano porque tenia mas marketing (y bailaba en los programas!!; digo en el programa)

ernesto -

De Narvaez sos un delincuente. No tenes cara para presentarte a elecciones. por qué no contás como explotaban a los trabajadores de Casa Tía. querés seguir robando?

Daniela -

Alejandro, me encantó tu nota, especialmente el paralelismo entre la política argentina y el cine hollywoodense, está genial!
Coincido con vos en que en estas elecciones hay que optar por propuestas que impliquen cambios votando a candidatos fuera del "elenco estable", siguiendo con la metáfora.
En estas elecciones, como vos decís, hay más posibilidades de concretar cambios con el voto que en las elecciones presidenciales, una banca es una banca, eso es así!

ALBERTO 49 AÑOS -

AGUANTEN PEDRO Y PABLO CON LA MARCHA DE LA BRONCA. ESTA MAS VIGENTE QUE NUNCA...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres