Blogia
Mediatizados.com.ar - los intereses detrás de los multimedios

Operación Zaffaroni

Los grupos mediáticos Perfil, Clarín y La Nación intentan desprestigiar a Zaffaroni

El juez de la Corte Suprema de Argentina, Eugenio Zaffaroni ha sido víctima de una campaña de información en su contra cuyo único objetivo es desprestigiarlo. Esta operación mediática se inició en la Editorial Perfil y luego fue replicada fuertemente por los grupos Clarín y La Nación.  Ante este hecho surge –una vez más- un fuerte cuestionamiento a los periodistas, al rol de la prensa y a los multimedios que tienen la capacidad de imponer lo que se debe contar a la sociedad. Creemos necesario que existan manifestaciones desde distintos ámbitos. Este domingo 7 de agosto se publicará una solicitada en los diarios Página/12 y Tiempo Argentino, promovida por los periodistas Cynthia García y Bruno Bimbi. Desde Mediatizados respaldamos con nuestra firma todo lo dicho en la declaración de periodistas que pueden leer a continuación.

                                                   Alejandro Costanzo, Editor de Mediatizados   

 


Zaffaroni: declaración de periodistas


En los últimos días, los diarios Perfil.com y Libre —del mismo grupo editorial— han pretendido instalar la idea de que el reconocido jurista Eugenio Raúl Zaffaroni, juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, regentea prostíbulos. Con el tono característico de la prensa amarilla, partiendo de un dato aparentemente cierto (que en algunas propiedades del juez, alquiladas por terceros/as a través de una inmobiliaria, había mujeres que ejercían la prostitución), luego distorsionado por completo, estas publicaciones prácticamente le imputaron al Dr. Zaffaroni responsabilidades delictivas, nunca precisadas, además de poner en duda su honestidad, llegando al extremo de iniciar esta campaña de desprestigio titulando: "El puticlub del juez". A partir de allí, nuevos artículos en ClarínLa Nación y otros medios dieron continuidad a la instalación de esa idea, transformándola en una bola de nieve que continuaba creciendo y ensuciando a una persona honesta.

A los y las abajo firmantes no se nos escapa el rol que cumple Zaffaroni en esta sociedad y en este momento de la democracia argentina. Como abogado, jurista, profesor y doctrinario del Derecho, legislador y constituyente, ha sido siempre un fiel defensor de las garantías constitucionales, los valores democráticos, la protección de los más débiles y la igualdad de derechos. Como juez de la Corte, ha escrito y/o firmado fallos de enorme trascendencia en materia de libertades individuales, derechos de los/as trabajadores/as y de las minorías, fin de la impunidad del Terrorismo de Estado, protección de los derechos humanos y defensa del medio ambiente, entre otros temas.

A lo largo de su intachable y reconocida trayectoria, que incluye decenas de libros, décadas de docencia y el reconocimiento como doctor honoris causa de decenas de universidades de todo el mundo, Zaffaroni ha cuestionado el discurso represivo, la discriminación y la estigmatización de grupos sociales, la criminalización de la pobreza, el uso selectivo del poder punitivo del Estado, la corrupción y el autogobierno policial, y ha aportado al debate social sobre la seguridad pública lúcidas y valientes consideraciones. Su último libro, "La palabra de los muertos", es un brillante ejemplo de esto último, tan necesario en tiempos en los que la "criminología mediática", como él la llama, instala falsos debates sobre la seguridad y el derecho penal y lleva a la implementación de políticas públicas demagógicas, ineficaces y perjudiciales para la democracia.

Creemos que eso es lo que está en juego en esta campaña de desprestigio: detrás de los titulares escandalosos y malintencionados está el objetivo de que Zaffaroni renuncie a su cargo como juez de la Corte Suprema. Detrás de quienes pretenden condenarlo sin pruebas a través de las páginas de medios sensacionalistas, ya comienzan a asomar los rostros y los nombres de algunos de los sectores reaccionarios a los que nunca les gustó que Zaffaroni estuviera en la Corte. No podemos pecar de “imparciales” frente a estos hechos, que tienen que ver con la ética de nuestra profesión, pero aún más con la defensa de un Estado de derecho respetuoso de las garantías constitucionales y los derechos humanos.

El objetivo de sacar a Zaffaroni de la Corte se hace cada vez más evidente con el correr de los días, y llegó a ser explicitado por el candidato Ricardo Alfonsín, que reclamó públicamente al juez “dar un paso al costado”. Mientras tanto, en las redes sociales, el jefe de redacción de Libre —el diario que lideró la campaña contra el juez— lanza todo tipo de acusaciones en su contra, resucitando inclusive viejas imputaciones ya demostradas en su falsedad en el momento de ser nombrado Zaffaroni juez de la Corte en 2003, tras sus contundentes respuestas en la histórica audiencia pública que precedió a la votación de su pliego, la primera en la que un candidato a juez del máximo tribunal pasó por el novedoso sistema establecido por el decreto 222 de ex presidente Néstor Kirchner, que dio lugar a la Corte de lujo que hoy tiene nuestro país. 

Como trabajadores y trabajadoras de prensa, no podemos callarnos cuando un sector del periodismo se pone al servicio de este tipo de maniobras. Y creemos que esta situación debería servir para abrir un debate sobre la ética de nuestra profesión. Es el momento de replantearnos qué estamos haciendo con este oficio por el que muchos se jugaron la vida.

No creemos que la libertad de expresión deba ser bastardeada de esta forma, transformando medios de comunicación en medios de difamación y calumnia. Una de las personalidades más prestigiosas de Latinoamerica ahí está, sometido en medio de una campaña electoral a una especie de tribunal de inquisición mediático dominado por el amarillismo y la mentira.

Por eso, los y las periodistas abajo firmantes expresamos nuestra solidaridad con el doctor Zaffaroni y convocamos a nuestros/as colegas a pensar colectivamente lo que entendemos por periodismo y los valores éticos que deberían guiarnos en el ejercicio de nuestra profesión.

 

FIRMADO POR: Víctor Hugo Morales, Cynthia García, Bruno Bimbi, Roberto Caballero, María Sucarrat, Gustavo Cirelli, Daniel Tognetti, Maximiliano Montenegro, Mariana Montero, Hernán Brienza, Eduardo Aliverti, María Seoane, Sandra Russo, Adrián Murano, Luis Tonelli, Alfredo Zaiat, Vicente Battista, Liliana López Foresi, Nora Veiras, Andrés Osojnik, Andrea Recúpero, Luciana Peker, Santiago Varela, Alejandro Wall, Claudio Mardones, Wences Rubio, Ana von Rebeur, Gabriela Carchak, Alejandra Dandan, Mariano Blejman, Marta Dillon, Mariana Moyano, Vicente Muleiro, Ezequiel Fernández Moores, Eduardo Fabregat, Oscar González, Abelardo Vitale (Mendieta), Horacio Cecchi, Florencia Peña, Mauro Federico, Orlando Barone, Roxana Barone, Ramón Chao, Pablo Robledo, Alberto López Girondo, Fernando Amato, Rodolfo Palacios, Juan José Panno, Liliana Hendel, Mariana Carbajal, Daniel Riera, Gabriela Vulcano, Mariana Enríquez, Federico Poore, Florencia Halfon-Laksman, Javier Romero, Adrián Di Nucci, Ana Clara Pérez Cotten, Ángela Larena, Alfredo Grieco y Bavio, Daniel Mariatti, Elio Brat, Juan Carlos Bettanin, Lucas Carrasco, Edgardo Esteban, Mario Burgos, Pablo Méndez Shiff, Pablo Wittner, Alejandro César Agostinelli, Marta César, Julio Rudman, Alfredo Simón, Gabriela Pepe, Lenny Cáceres, Federico Sierra, Juan Tauil, Gustavo Pecoraro, Javier Rombouts, Daniela Pasik, Gabriel Stekolschik, Nicolás Fiorentino, Guillermo Falciani, Pablo Marchetti, Dante López Foresi, Fernando Sánchez, Valeria Parente, Sandra Castillo, Pablo Lozano, Doris E. Bustamante Cabrales, Eduardo Schellemberg, Andrea Schellenberg, Dardo Ceballos, Fabián Rodríguez, Liliana Giannatasio, Claudia Perugino, Soledad Ceballos, Germán Alemanni, Claudio Gastaldi, Fernando Mazzeo, Silvina Molina, Silvana Álvarez, Alicia Beltrami, Laura Cukierman, Hugo F. Sánchez, Gloria Beretervide, Sergio Olguín, Sandra Chaher, Eduardo Videla, Mariano Vázquez, Sonia Santoro, Dante A. J. Peralta, Cecilia Sainz, Fabián Rodríguez, Luis Zarranz, Yenny Durán, Pablo Aro Geraldes, Martín de Vedia y Mitre, Adriana Muñoz, Lucía García Itzigsohn, Natalia Brite, Roberto Lago, Mario Boschi, Laura Assandri, Jorge Benedetti, Gustavo Díaz Fernández, Guillermo Falciani, Guillermo Lipis, Martín Soler, Sol Peralta, Horacio Lutzky, Rubén Pereyra, Sivina Molina, Valeria Cantor, Enrique Pareta, Ana Ina Lomazzi, Iván Schargrodsky, María Silvia Repettur, Octavio Halle, Valodia Nichajew, Ezequiel Meler, Guido Encina, Felipe Alonso, Carlos Baulde, Marina Eleonora Rubio, Andrés Valenzuela, Daniel Calabrese, Emiliano Azubel, Facundo Berón, Alejandro Costanzo, Marcela Alejandra Ochiuzzo, Oscar Finkelstein, Juan Suárez, Mariana López, Javier Ramos Mejía, Cristian Arrigoni, Manuel Mas, Miguel García, Irupé Tentorio, Fernando Belvedere, José Giménez, Romina Ruffato, Juan Francisco Gentile, Ileana Panthou, Santiago Pirolo, Héctor Emmanuel Olea, Juan Ignacio Agosto, Nicolás Furfaro, María de los Ángeles Cañón, Lucas Babino, Teresa Gatto, Gabriel Del Rosario, Gabriel Link, María Laura Manzotti, Adrián Pérez, Sebastián De Cicco, Germán Martínez Alonso, Hernán Campaniello, Rodolfo Pagliere, Mariano Lago, Vito Amalfitano, Mónica Bertonazzi, Oscar "Gomita" Gómez, Fabricio Lupo, Carla Maglio, Santiago Martín González Buron, Leonardo Gudiño, Norma Loto, Pablo Fornero, Virginia Mileto, Claudia Cambi, Gustavo Bruzos, Bruno Correa, Gabriel Rocca, Fabiana García, Lucas Laviana Solanet, Camilo Hase Amado, Estefanía Iñíguez, Osvaldo René Nieva, Ivana Mondelo, Adrián González, Diego C. Bocchio, Marcela Osa, Rubén Ricardo García, Ezequiel Ganem, Laura Chertkoff, Diego Martínez, Ángel Manuel Veliz, Mariana Olguín, Carlos Prado, Marta Vassallo, Fernando Torrillate, Carol Abousleiman, Mónica Papaiani, Emanuel Respighi, Daniel Cholakian, Eduardo Betas, Edgardo Abramovich, Melisa Marturano, María Arena, Carlos Echeverría, Gerardo Korzin, Guadalupe Soledad López, Marcelo S. Rodríguez, Horacio Çaró, Tomás Ignacio Martín, Silvia Beiguelman, María Consuelo Cabral, Olga Castro Busso, Iván Tcach, Ester Stekelberg, Susana Gallardo, Ana Pía Lanfranchi, Nadia Mansilla, César Salvucci, Jorge Luis Calza, Fernando Eliseo Barraza, Cecilia Dellozo, Lucía Lledó, Fernando Torrillate, Javier Rombouts, Virginia Mileto, Cecilia Alduni, Esteban A. Pérez, Ariel Feiguin, María Belén Sosa, Roque Jaimes, M. Fernanda Giraudo, Vilma Noce, María E. Vidal, Gonzalo Bernárdez, Roxana Silvia Arazi, Hugo Muleiro, Daniela Giannatasio, Carlos Folias, Rubén Oscar Ascua, Karina Micheletto, Santiago Giordano, Jorge Bernárdez, Néstor J. Llido, Micaela Polak, Aníbal Rushan, Juan E. Basso, Marcelo Manuele, Isauro Martínez, Cecilia Fumagali, Paula Niccolini, Lalo Puccio, Marcelo Chelo Ayala, Telma Luzzani, Ramiro Rearte, Demián Verduga, Camila Matrero, Alejandro Caravario, Rady Piraccini, Víctor Cagnin, Florencia Basso, María Itumelia Torres, María Eva Guevara, Ariel Lijalad, Gabriel Morini, Martín Canay, Marcelo Pascuccio, Nora Sánchez, Fabiana Segovia, César Ferri, Raúl Arcomano, Celeste del Bianco, Luciana Mazza Toimil, Martín Fedele, Hernán Lascano, Néstor Busso, Luciano Ruiz, Paola Irurtia,  Leo Graciarena, Paola Irurtia, Leo Graciarena, Hugo Gulman, Ángel Berlangaradar, Katy García, David Thomson, Alejandro Ariel Goldin, Marcelo Cena, Cecilia Cortez, Oscar Guisoni, Juan Carlos Downes, Gisella López, Nicolás Zalcman, Ricardo Gotta, Paulina Carreño, Javier García Alfaro, Santiago Picciani Martinez, Miguel Mendoza Padilla y siguen las firmas...

 

 

Esta solicitada será publicada el domingo 7/8 en Página/12 y Tiempo Argentino. Agradecemos a los colegas que puedan ayudarnos en la difusión. Muchas gracias. // Cynthia García (cynthiaga@hotmail.com); Bruno Bimbi: bimbi@gmail.com, Tel.: +5521 8358 0487 (celular de Brasil). http://bbimbi.blogspot.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Maria Eugenia -

Es indignante la campaña de desprestigio al juez con acusaciones sin fundamento válido y para colmo agregando mentiras como la supuesta reunión con funcionarios públicos, Zannini y Alak que Morales Solá tuvo que desmentir en La Nación... La Alameda también denunció a Awada, la mujer de Macri por los talleres clandestinos que explotan gente... Y dónde salió eso publicado??!! Por favor no seamos hipócritas!! Tengamos juicio crítico y démonos cuenta de los manejos de los grandes grupos económicos

Tomas -

Por que no se publica tb en Clarin, La Nacion y/o Perfil?

Saludos
To+

EL CLUB DE LA PLUMA -

CUMPAS, HEMOS ENVIADO NUESTRA ADHESIÓN... O SON DEMASIADOS QUE NO PODEMOS CORROBORAR QUE ESTEMOS ALLÍ, O SE PASÓ...

DE IGUAL MANERA, REITERAMOS NUESTRA ADHESIÓN, EN NOMBRE DE TODOS LOS QUE HACEMOS "EL CLUB DE LA PLUMA" Y EN MI NOMBRE: NORBERTO GANCI.

CORDIALMENTE...

Abogado del Diablo -

Coincido con Udes. debería volver LA CENSURA, para todo aquello que haga daño a nuestro gobierno nacional y popular y enviar a la CÁRCEL a los economistas que dicen que hay inflación, ¿en que país viven?, en Suiza, yo siempre pago lo mismo en el supermercado, el sueldo me alcanza perfectamente, nunca tuve que hacer cola en ninguna estación de servicio para cargar combustible, nunca me asaltaron ni a mi, ni a un vecino, ni a nadie conocido. Son todas mentiras las que dicen los multimedios, hay que INTERVENIRLOS y tomar el control total de los medios como hacen los hermanos gobiernos populares de CUBA, VENEZUELA Y CHINA. Y nadie puede decir que a CHINA le va mal, es una potencia. Porque no seguir su ejemplo, ellos FUSILAN a todos LOS OPOSITORES y todos viven felices.

No importa si Zaffaroni reconoce lo que hizo o HEBE denuncia "AL PARRICIDA", ante la Justicia. La verdad es lo menos importante, lo importante es que no se sepa.

tito -

independientemente de la verdad en este hecho, lo que debemos tener presente quien es el verdadero enemigo cuando nos preguntamos: a que intereses favorece esta campaña. Nosotros no podemos dudar de la trayectoria de Zaffaroni y eso es lo que debemos defender: lo que representa el Juez

InfoMixCenter -

creo q el hecho de reconocer la situación si es real y revertirla , no quita para nada todos los méritos y condiciones q el Dr.Zaffaroni debe tener como persona , como jurista, miembro de la Suprema Corte etc...todo lo contrario . Lo incorecto es negarlo.

Mediatizados -

Mercedes,

Nosotros también estamos en contra de la trata de personas. Pero una cosa es lo que pasó dentro de los departamentos que fueron alquilados para familia y otra que lo quiera vincular a Zaffaroni con la idea de que él ponía esos prostíbulos. A esta burda mentira de los medios se la llama operación. Además, te comento que el vicepresidente de La Alameda, Mario Ganora fue defensor en España del represor argentino Adolfo Silingo quien admitió que hubo un plan terrorista en Argentina y confeó haber participado en los vuelos de la muerte. No es un dato menor. Hay una necesidad de los grandes multimedios de torcer la realidad continuamente.

Mercedes -

yo banco a La Alameda y estoy en contra de la trata de personas, así que banco activamente a quien Como La Alameda la combate...tal vez me equivoque , no le creo a
Zaffaroni

anibal -

Zafaroni es una victima mas de las que desde aca hasta ictubre los grupos mediaticos van a atacar, difamar etc, sin pausa porque el proyecto nacional y popular los desespera.
abrazo aguante Zafaroni, Cristina y este modelo que hemos sabido conseguir

Ernesto -

Debo citarlos a ustedes en esta nota http://mediatizados.blogia.com/2008/071001-solo-un-canal-de-television-transmitio-los-cacerolazos.php

zafadetti -

Puede ser que los medios amplifiquen la noticia, pero si el hecho existió no es culpa de los medios. Los políticos y demás servidores públicos tienen el deber de ser honestos, si no es motu proprio, por lo menos para que los medios no los agarren en un renuncio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres