Blogia
Mediatizados.com.ar - los intereses detrás de los multimedios

Kirchner: algo pasó y no nos dimos cuenta

Emotiva despedida a Néstor Kichner. Foto de tapa Diario Tiempo Argentino, 30 de octubre de 2010

Emotiva despedida a Néstor Kichner. Foto de tapa Diario Tiempo Argentino, 30 de octubre de 2010

La muerte de Néstor kirchner permitió comprender muchas cosas. La verdadera realidad se vive con los cinco sentidos, los medios apenas transmiten fragmentos sonoros y visuales. El resto depende de cada uno de nosotros para comprender si lo que nos dicen se corresponde con la verdad.

                                                                    por Alejandro Costanzo

La crisis del 2001 produjo en muchos argentinos bronca, impotencia, violencia y muerte. Pero sobre todo, un descrédito total de la política y de aquellos hombres que la ejercían. Entre protestas y  ruidosas cacerolas una frase se dirigía directamente a ellos: “que se vayan todos... que se vayan todos”.  Era una sensación de hartazgo ante tantas mentiras y frustraciones.

Desde 1983, continuos gobiernos democráticos tenían siempre problemas serios con la economía, la desocupación, la pobreza, la corrupción y la justicia. Temas recurrentes en los medios. La historia se repetía como tragedia. Los inmigrantes europeos que ya tenían hechas sus vidas decían que en este país es imposible morirse de hambre y que falte trabajo. Grandes extensiones de tierras fértiles y todos los climas. Nada puede faltar, repetían. Esto es mala administración. Los políticos son todos unos chorros, aseguraban con gran indignación. 

En todos estos gobiernos algo sucedía casi con exactitud: un período de esperanza, otro de aceptación y resignación y el último de desilución total. Y así comenzaba un nuevo ciclo. Para todos ellos el Ministro de Economía era un puesto clave. El más importante y el más conocido por la sociedad. Una especie de super hombre que iba a salvar al País. Pero nada de esto sucedía. El final estaba anunciado.

Todos los políticos son iguales, se aseguraba cada vez con más fuerza, prometen y prometen. Hablan de bienestar social pero a los pocos meses de gobierno muestran su verdadera cara. Hasta hacen todo lo contrario de lo que habían prometido. Traicionan al pueblo que los votó. Así, la democracia continuaba siendo una simple palabra en boca de todos pero vacía de contenido.   

El 21 de Mayo de 2008 publicamos en Mediatizados “Democracia: ¿qué te han hecho?”.  Allí se expresaba el profundo descreimiento en la política repasando los gobiernos de Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando De la Rúa, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner.  Apenas un mes había pasado del conflicto entre el Campo y el gobierno de Cristina Fernandez.

El mandato de Néstor Kirchner tuvo cosas muy interesantes, como impulsar la renovación de la Suprema Corte de Justicia, conocida como “la mayoría automática” que respondía a Menem; convocar a Las Madres de Plaza de Mayo a participar en su gobierno para dar comienzo a una política de Derechos Humanos; quitar los cuadros de los dictadores Videla, Massera y Galtieri de las instituciones militares; impulsar la anulación de las leyes de “Obediencia debida” y “Punto final” para que todos los represores de la última dictadura argentina puedan ser juzgados.

Pero hasta la finalización de su gobierno Kirchner no había podido modificar las fuerzas del Poder Real que siempre “gobernaron” la trágica historia de Argentina: un Poder en las sombras conformado por grupos económicos locales y multinacionales extranjeras que se agrupan bajo el “fuego discursivo” de los multimedios de comunicación. Entidades como la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) le dan vida a esta estructura nefasta para la democracia que se replica en la mayoría de los países de Latino América. 

Así, en 2005 Kirchner tuvo que extender a los medios las licencias por 10 años más de los 15 que ya tenían, es decir hasta el 2030; y días antes de terminar su mandato permitió que el Grupo Clarín monopolice las señales de cable. Se fusionaron de hecho Multicanal y Cablevisión.  Por eso entendíamos que mientras no se enfrentara a la estructura del Poder mediático no se lograrían importantes cambios para el país. Y su gobierno sería uno más.

Pero algo cambió repentinamente. La pelea con el Campo precipitó las políticas de fondo del Kirchnerismo con la gestión de Cristina Fernandez. Tenían dos posibilidades: pactar con ese Poder oscuro como hiceron sus antecesores o enfrentarlo. Esta vez, se jugaron por la segunda opción.

La Ley de Medios no era una más. Los Kirchner sabían que con ella darían un primer sacudón al centro del Poder Real que dominaba las políticas de Argentina. La Ley de Medios fue la primer ficha del dominó que inició algo irreversible difícil de detener o volver atrás: el Estado comenzó a retomar el Poder que le habían arrebatado las corporaciones económicas con la ayuda de dictaduras militares y gobiernos democráticos.

A partir de entonces la Política empezó a ser más creíble. La sensación de que un gobierno está al servicio del pueblo y nó de los grupos de negocios se transforma en algo real y concreto. Luego de la Ley de Medios se sucedieron medidas -una tras otra como en el dominó- que comenzaron a devolver la confianza y esperanza. Las más importantes fueron: la posibilidad de ver el fútbol por TV abierta y gratuita; la nacionalización de las AFJP (jubilaciones privatizadas); la nacionalización de Aerolíneas Argentinas; la Asignación Universal por hijo; la continua reducción de la deuda externa y el rechazo de recetas impuestas por el FMI; la Ley de Matrimonio Igualitario; el avance en la integración latinoamericana que consolidó el MERCOSUR y la UNASUR; y el objetivo de asignar para 2010 el 6% del PBI en Educación, entre otras.

La gestión de los Kirchner tiene varias cosas para criticar y modificar. Podríamos mencionar la falta de libertad sindical y el monopolio de las telefónicas, por ejemplo. Pero lo que nunca se debe hacer es caer en la hipocresía de ver sólo lo malo o pensar que todo es malo. Para los que no llevamos la bandera partidaria, reconocer que este gobierno ha generado las políticas más positivas para el país de los últimos 50 años, no es apoyarlos incondicionalmente sino ser justos.

Algo distinto pasó y no nos dimos cuenta, o mejor dicho los grandes grupos mediáticos -esos que siempre tuvieron la manija del país- se ocuparon con vehemencia, con bronca y odio de que veamos sólo lo malo, lo negativo, lo que a ellos le conviene para mantener los negocios y el Poder. Que nada cambie es su objetivo. 

Hechos como la muerte del ex Presidente son difíciles de manipular o minimizar porque se impone el vivo y directo de los canales de TV. No hubo tiempo para torcer la realidad, para desalentar a quienes fueron a despedirlo. No hubo tiempo de nada. Los medios estaban desnudos e impotentes mostrando lo más cercano a la verdad: los cientos de miles de ciudadanos -entre ellos muchos jóvenes- que se acercaron al velatorio confirmaron que el gobierno de los kirchner no es uno más en el ejercicio del poder. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Candidatos gobernación -

Que buen articulo, realmente lo disfrute ya que fue realmente objetivo, gracias un saludo.

Ariel -

En principio, felicitarte por el artículo, es un interesante análisis del proceso político de los últimos años.
Desde mi óptica, parcial aclaro dado que apoyo, a pesar de sus contradicciones, al proyecto político que encarnaron los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, debo decir que quizás ese "no poder" -o no querer en una posición más escéptica o anti- de Néstor cuando fue Presidente, con respecto a los medios y otros monopolios como las telefónicas, obedece a coyunturas donde era necesario fortalecer un proceso que luego le permita profundizar en medidas como las que se asumieron, particularmente desde la 125.
Ese fue el antes y después que marcó que, amén de los aciertos de la administración Kirchner de 2003 a 2007, luego el gobierno de Cristina avance en profundidad como medidas como las que se enumeran en la nota.
Conociendo el periplo de medidas asumidas, todas ellas de trascendencia social inusitada en los últimos 50 años, aquellas medidas como la renovación de licencias o la fusión del cable, se corresponden con errores políticos tácticos que, enhorabuena, se intentan desandar no sin problemas, con la Ley de Medios o la caducidad de licencia de Fibertel.
En definitiva, lo que queda es esa pasión popular que caminó las calles de la patria por estos días y que trasparentó una militancia a prueba que demuestra que no todo es aquel axioma gorila mediopelista de que la "gente" -no el pueblo- se mueve por el pancho y la coca.
Felicitaciones nuevamente por el artículo, saludos.

Pedro Del Arrabal -

Estimado Alejandro:

Muy interesante su recorrido por los hechos políticos y las acciones que terminaron corporizándose en nefasta resoluciones para los más desprotegidos (no se puede meter a toda la sociedad en la misma bolsa, -Menem es un típico producto político de la clase media tilinga, y el reflejo de sus egoístas aspiraciones; como sector social no la pasó tan mal en esa época, de ahí la reelección del riojano; como clase social le importaba tres carajo el resto de los argentinos; una constante histórica en dicha clase social desde 1955 en adelante-) en la reciente historia Argentina (1983-2010).
También resultan interesantes sus señalamientos sobre el comportamiento político del Compañero Nestor Kirchner.
Pero me parece oportuno realizar algunas observaciones sobre la diferencia entre la teoría y la práctica en la construcción de una política.
Como muy bien usted lo señala, la crisis política del 2001 marcó un punto de inflexión en la conciencia social (y aquí sí entra toda la sociedad ya que es la clase media la que salta al protagonismo porque le tocaron el bolsillo). Y todos gritan “que se vayan todos. La Bullrich, Duhalde, Carrio, Reuteman, etc,etc,etc (miles de etc) miraban para atrás intentando constatar cuando se iban los “otros” (porque ellos no se daban por aludidos).
¿Se acuerda de las asambleas barriales? ¿Cuál fue su triste destino final? Estoy hablando de herramientas que hubiesen podido cambiar la historia. Se fueron cayendo una a una casualmente, boicoteadas por los compañeros “troskos” en sus delirios de “revolución ya”. A mi no me la van a contar. Los ví actuar y operar en cada una de las asambleas barriales de esta ciudad de Bs As, en sus intentos por coparlas, -política concreta-, y ¿en que terminó todo aquel movimiento de participación popular? Los troskos se quedaron sin “Revolución ya” logrando instalar el hastío, el replegamiento y la resignación en el resto de los participantes de aquellas asambleas. Eso también fue un hecho político concreto –otro error político, a mi entender, de los compañeros troskos-, y en ese caso jugando a favor de los intereses que se decían combatir. Lamentablemente para algunos, bienvenidos para otros, eso es la política. Como decía nuestro Gral (usted sabe que quien esto escribe es peronista) “La política es el arte de lo posible”. En la teoría todo es muy lindo pero a la hora de los bifes es ahí donde se ven los verdaderos dientes.
Nuestra publicación, desde el 2005 al 2007 fue muy crítica de la gestión del compañero Kirchner. Después nos dimos cuenta que nos estábamos dejando llevar por la pasión. Cuando tomamos conciencia y cobramos dimensión en términos comparativos de lo que era el país en diciembre del 2001 a lo que es ahora, giramos el timón. Sobre esa realidad de total y absoluto control de la economía, la política y hasta la disposición de la propia vida de los argentinos que tenían la oligarquía y los grupos económicos que existía en diciembre del 2001, emerge esta figura política que es Nestor Kirchner. Había que reconstruir un tejido social hecho mierda, recuperar la confianza en la política, enfrentarse con el poderío (y esto no es joda; ellos se cagan de risa de nuestros escritos en esta red) de esos grupos económicos. ¿De que otra forma se habría podido hacer? Si alguien me lo dice que se candidatée y yo después de verlo lo que hace en su primer mandato, lo voto para un segundo mandato. Los compañeros troskos pueden decir lo que quieran y están en todo su derecho; pero serán creíbles cuando lleguen al poder y los dejen hacer lo que ellos pregonan. Por otro lado quisiera que usted me de otra forma posible de llegar hasta donde llegamos sin romper algunos huevos que requiere cualquier tortilla.
Según mi humilde y modesto entender, a Nestor le tocó lidiar con la más jodida. Sin embargo le pregunto ¿usted se imagina a otros –o tiene a otro- haciendo lo que hicieron hasta ahora desde la gestión de gobierno los Kirchner?.
Sus señalamientos comparativos por usted realizados entre los gobiernos del compañero Nestor y la compañera Cristina en cuanto a medidas concretas, son exactamente eso, lo que fue posible hacer en política y en esta Argentina de hoy, que gracias a los Kirchner no es la misma de hace 9 años atrás. ¡Que falta mucho, pero mucho, mucho! ¡Que duda cabe! Y seguramente para eso estamos trabajando usted y nosotros; y seguramente somos muchos más que “dos”.
Un Fuerte Abrazo militante
Pedro Del Arrabal

Jose La Plata -

Algo paso que nos dimos cuenta, cuando el peronista Duhalde fracaso con el asesinato a Dario y Maxi intentando amedrentar la lucha y organización que sucedía para ese entonces, es el mismo peronismo y la burguesía que traen a la Nestor K como hombre progre. Es que no era con violencia sino con desvio politico que se podia trazar su camino para que regresen todos y asi de este modo continuen ganancias millonarias los patrones nacionales y extrangeros.
"Algo paso que no te diste cuenta" todos los gobiernos progres para vos o de desvio para mi mientras juzgan a algun milico muy lentamente dejando que los otros mueran con 85!!!!!!!! años!!!. todos tus progres MANTIENEN SOMETIDO A NUESTROS HERMANOS HAITIANOS, Y SE PREPARAN CON LAS LEYES ANTI TERRORISTAS PARA CUANDO NO PUEDAN GOBERNAR.
!!!!!!!! LIBERTAD A EL NEGRO MARTINO DE TUS SUCIAS CARCELES!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Maximiliano -

Y bue... se murió y con el todas sus ideas. Qué pena. Se apaga el Kirchnerismo.
Saludos a todos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres