Blogia
Mediatizados.com.ar - los intereses detrás de los multimedios

Dos perfiles, dos intereses

PERIODISMO ARGENTINO

 
J. LanataA Jorge Lanata (foto izquierda) se lo conoce como periodista que dice lo que piensa y lo que sabe sin ocultar nada. Daniel Hadad (foto derecha) trabajó con Neustad, Grondona y Longobardi, y en poco menos de 10 años se convirtió en empresario de medios. Hacen un periodismo totalmente opuesto. Pero: ¿a qué intereses responde cada uno?
D.Hadad
                                                por Alejandro Costanzo

Los programas de televisión Detrás de las Noticias a cargo de Jorge Lanata, como Después de Hora conducido por Daniel Hadad, se emitieron en el 2002 -por América 2- con frecuencia diaria y diferencia de dos horas. La masacre de los piqueteros Kosteki y Santillan no fue un suceso más para ellos. La presencia del sujeto fue relevante tanto en el discurso de Lanata como en el de Hadad. ¿Por qué sucede esto si un hecho se desarrolla de una única manera posible, es decir: tiene una sola verdad? Los intereses económicos e ideológicos son inscriptos por el individuo en el discurso y así la información tendrá el sentido que cada uno se propone. Este análisis muestra algunos de los criterios que se deberían tener en cuenta al momento de informarse, para poder reconocer al periodista que miente o manipula la información.

Biografía mediática de Jorge Lanata

Se lo conoce como periodista de larga trayectoria que se caracteriza por decir lo que piensa y lo que sabe sin ocultar nada. Encarna un periodismo en sí mismo. Él hace su propio periodismo, no trabaja para otros medios o multimedios de noticias que no sean los que creó o con los que tiene un fuerte vínculo ideológico. No maneja empresas, dirige y/o produce sus programas de televisión, diarios o revistas. Ha sido y es el gran contralor del gobierno por poner en evidencia la corrupción, las negligencias o los negociados de altos funcionarios del estado, inclusive el presidente.

Sus denuncias producían tanto eco en la sociedad que al día siguiente de hacerlas públicas los noticieros más relevantes de la televisión abierta de Argentina debían hablar de éstas aunque jamás lo hubiesen querido hacer. El reconocimiento y respeto social le abrieron nuevamente las puertas a la televisión después de haber sido echado del mismo canal (América) por molestar con sus dichos y denuncias los intereses del medio.


Detrás de las noticias

Este programa constaba de 2 partes bien diferenciadas. Los primeros 10 ó 15 minutos los utilizaba el propio Jorge Lanata (plano corto, hasta la mitad del tórax y mirando a cámara) para desarrollar la sección editorial. Esto se podría definir como la presentación del programa que marcaba el tema que en general iba a tratar en la mayoría de los bloques. Luego comenzaba el desarrollo.

Contaba con un grupo de periodistas con los que iba compartiendo los bloques o parte de ellos para tratar los distintos temas.
La escenografía poseía varios sectores con tarimas y mesas escritorio. Lanata solía caminar, estar parado o sentado en distintos lugares. Se establecía un "encuentro" en un sector de la escenografía con el periodista que sabía o había investigado sobre determinado tema y comenzaban a abordarlo con la inclusión de distintas modalidades, como por ejemplo: "Informes", "Notas", "Móviles", "Entrevistas" y "Debates". En general, hacía participar a todas las partes involucradas en determinado suceso o conflicto, ya fuera del propio gobierno (aunque en algunos casos no accedía), periodistas, testigos, personas o personajes conocidos de la televisión, etc.

Lo que enriquecía aun más el programa era que, aunque Lanata fuese el conductor y estaba ante cámara a solas con un político involucrado, daba participación a cualquiera de los periodistas que se encontraban detrás de cámara para realizar una pregunta, acotación u opinión. Esta irrupción desestructurada permitía que el espectador se sintiera satisfecho porque el entrevistado era "atacado" en el momento justo por una repregunta o cuestionamiento que posiblemente se le podría haber pasado a Lanata.

Era un programa periodístico que tenía una pauta en base a los temas que se iban a tratar y los tiempos que le dedicarían a cada uno. Pero lo podríamos definir como un programa dinámico y abierto puesto que, por un lado, casi siempre había invitados, móviles en vivo y llamadas telefónicas pautadas o no para el tratamiento de un tema de información. Por el otro, si eventualmente hubiese sucedido algo en el transcurso del programa, que merecía ser informado a la población se desvíaban los recursos y el tiempo en ese tema.


Biografía mediática de Daniel Hadad

Empezó a conocérselo en los medios por los programas periodísticos que realizó junto a Marcelo Longobardi. Los mismos se vinculaban fuertemente con los que han hecho juntos -y luego por separado- Bernardo Neustadt y Mariano Grondona por ser similares en la estética y dinámica interna, temas tratados, relación con el poder económico y gubernamental, periodismo en su mayor parte de opinión, etc.

Daniel Hadad comenzó a tener un importante crecimiento económico durante el gobierno de Carlos Menem hasta convertirse en un empresario dueño de varios medios, como: FM News, FM Mega, AM Radio 10, Diario Infobae, revista La Primera y Canal 9, entre otros. Su relación con el poder político y económico es conocida. Es amigo del ex presidente Carlos Menem, tiene relación comercial con Mauricio Macri, con Ávila -conocido como el empresario del fútbol y dueño mayoritario de Canal 2 "América"- y también con Eurnekián, el empresario dueño de "Aeropuertos Argentina 2000". Posee vínculos con el F.M.I. y relaciones con la Embajada de los Estados Unidos en Argentina.

Los intereses políticos y económicos son parte de su entorno y le han brindado su poder económico y la posibilidad de montar distintos medios de comunicación para difundir estratégicamente la información que beneficia sus intereses. Esto le valió un fuerte rechazo de personas, personajes y/o programas que lo tomaron como un mal ejemplo de un profesional del periodismo.

Después de Hora

Era un programa regido estrictamente por una pauta metodológica. Tienía dos componentes fundamentales: "los bloques" -espacio en donde se hablaban, discutían o elaboraban los temas de información- y "las síntesis, compactos o informes" -estructuras construidas con imágenes, locución en off y cortinas musicales- En general no se incluían "Móviles", "Entrevistas" ni "Comunicaciones telefónicas".

Se podría decir que era un progama estático o cerrado, puesto que todo lo que se decía o se mostraba no estába librado al azar.

La escenografía constaba de sólo un sector en el que se encontraba la única mesa escritorio. En el centro y de frente al televidente se ubicaba D. Hadad. Lo acompañaban otras cuatro personas que se sentaban -dos a su izquierda y dos a su derecha- del otro lado de la mesa casi de espaldas al televidente, ya que ésta tenia forma de media luna.

Hadad era el conductor del programa, era quien tenía y brindaba la palabra a cada uno de sus columnistas. Solían producirse pequeños debates en referencia a un tema determinado, pero las ideas siempre tendían hacia un mismo lado, es decir: había consenso unánime en la opinión.

Generalmente Hadad utilizaba el primer bloque para implementar un recurso que generaba en el televidente la sensación de haber encontrado una "receta" capaz de resolver determinadas situaciones de conflicto o controversia. Entonces seleccionaba un determinado texto, como podía ser un fragmento de una película, una frase dicha por alguien reconocido, elementos simbólicos, etc. e intentaba transmitir su idea por medio de una elaboración analógica o deductiva del material tomado. Después lo trasladaba a la información más importante o de mayor repercusión del día, sumándole así un aspecto ideológico a la noticia que llenaba el espacio de pensamiento e interpretación del televidente.

Se han podido apreciar dos exponentes claramente opuestos en cuanto a la forma, el sentido y la noticia que construye cada uno para transmitir el material informativo a la sociedad. Evidentemente la información que daba cada uno respondía a intereses muy diferentes, ¿pero a cuáles?, ¿a quién o a quiénes beneficiaban?

Tomando como base la historia mediática de Hadad y Lanata se puede notar que los mecanismos elegidos para construir los espacios informativos de la realidad, generan diferentes discursos -formas y sentidos- en la construcción de la noticia, que se corresponden con la ética profesional y la ideología de vida. Esto nos permite discernir entre el gran volumen informativo, cuál es la noticia más veraz y cuál está siendo manipulada.

Al seguir el desarrollo de los sucesivos programas y las novedades informativas que se fueron dando entorno a "la masacre de los piqueteros", se pudo corroborar que la mesura, transformada casi en carencia informativa -que tuvo más preguntas que afirmaciones- de Jorge Lanata, tenía un sentido: la búsqueda de la verdad. Y sus dudas comenzaron a tener respuesta cuando se descubrió que la policía tuvo que ver con la muerte de los piqueteros. Pero Hadad jamás pudo aceptar este descubrimiento, porque por defender intereses económicos y políticos se desbordó con la información tergiversándola para poner a los piqueteros ante la sociedad como asesinos y delincuentes, y a la policía como víctima de los sucesos.

Decidir a quién entregarle el valor de "verdad" para que nos narre los hechos de la actualidad es una de las formas de empezar a cambiar las malas costumbres de hacer periodismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Roberto -

Y ahora te la pasas hablando mierdas de Lanata, cuanto antes lo idolatrabas como en estos post, panqueque

MARIA ROSA -

ql vende humo de lanata, dejo de ser creible, lo rifo al mejor pesossss, es un egolatra, tan grande como su osamenta, hadad, un mercenario, le venden y hinrran al capitalismo, lanata, un tipo panqueque, que nos vendio un sapo¡¡¡¡¡¡¡

noticias fuengirola -

Este artículo es muy interesante ya que nos muestra información muy completa y concisa gracias y sigan publicando.

patricia -

Qué bueno la existencia de un espacio donde se alerte sobre estos individuos ( Hadad- Longobardi- Grondona... ) que mantienen a la población hipnotizada con palabrerío absurdo, mientras la realidad nos habla de otra cosa.
Son unos hipócritas baratos...

diego de Capital -

AGUANTE LANATA !!!! EL GORDO ES UN CAPO Y SE LA BANCA. HADAD ES UN FORRO CAPITALISTA AMIGO DE TODOS LOS CORRUPTOS. NO LE CREAN LO QUE DICE.

Matías -

No se cual es peor de los dos. Yo no le creo a ningún periodista. Estan todos comprados.

Gaston -

Por algo Lanata no está en televisión. Creo que el gobierno sabe que no puede callarlo y por eso presiona para que los medios no le den espacio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres